Reducción mamaria 2017-06-13T13:22:35+00:00

Descripción del tratamiento

La cirugía de reducción mamaria es un procedimiento tanto estético como funcional. Las mujeres con mamas muy grandes y caídas tienen distintos síntomas que las llevan más allá de lo estético a consultar, estos son, el dolor de cuello y espalda, irritación de la piel del surco sub mamario, la impronta del corpiño a nivel de los hombros, como así también las molestias estéticas.

La reducción mamaria reseca el exceso de tejido mamario y piel, haciéndolos más chicos, menos pesados, más firmes, llevándolos a una posición más elevada e ideal. También se puede reducir el tamaño de la areola de ser necesario. El objetivo es darle a la mujer un busto con mejor forma y más proporcionado con el resto de su cuerpo.

Es muy importante la consulta con el cirujano para poder entender el procedimiento quirúrgico, el tipo de cicatrices, y la complejidad de la cirugía, como consensuar los posibles resultados para que las expectativas sean lo mas realistas posibles.

Es importante destacar que esta cirugía deja cicatrices visibles y permanentes que van a variar en tamaño según la necesidad del tejido a resecar, puede constar sólo de una cicatriz periareolar (en la minoría de los casos), una cicatriz periareolovertical (en los casos que se necesite un predominio de levantamiento mamario) o como en la mayoría de los casos una cicatriz en T invertida. A veces se puede utilizar la lipoaspiración como método complementario para adelgazar la zona debajo de la axila. Todas estas cicatrices estarán cubiertas por la ropa interior como por el traje de baño, pero es importante que la paciente esté consciente que cambiará unas mamas voluminosas y ptósicas (caídas) por unas mamas más pequeñas y turgentes pero con una gran cicatriz. También es importante recalcar que si bien esto no ocurre siempre, algunas pacientes pueden sufrir una pérdida parcial o total de la sensibilidad en sus pezones y en ocasiones puede perderse una parte del tejido de éstos.

Estas intervenciones se efectúan bajo anestesia general con internación de una noche en el postoperatorio inmediato, suelen quedar con drenajes que se retiran entre las 24 y 48 hs posteriores. Los puntos se retiran entre los 14 y 21 días. No debe realizar esfuerzos con los brazos por 30 días.

Siempre se hará lo posible para hacer sus cicatrices lo menos notorias que sea posible aunque no debe olvidar que en la reducción mamaria éstas son extensas y permanentes. Habitualmente permanecen gruesas y rojas por varios meses para gradualmente empalidecer hasta hacerse poco visibles.

De todas las cirugías plásticas ésta es una de las que da más satisfacción a las pacientes otorgándole un cambio rápido tanto en la parte estética generando un cuerpo más proporcionado como resolviendo los síntomas en el post operatorio inmediato.

¡Solicitá una entrevista!

¿Cómo nos conociste?

Mensaje

Otros tratamientos corporales

¡Hola! Soy Luli, la secretaria de la Dra. Vergani ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by