Lipoescultura 2018-03-27T11:32:18+00:00

Descripción del tratamiento

La lipoescultura es un procedimiento quirúrgico estético que tiene por finalidad esculpir el cuerpo, con la idea de darle forma atractiva y estilizada. Es importante recalcar que la lipoescultura no es procedimiento para descender de peso, sino modelar el cuerpo eliminando aquellas zonas que ni con dietas ni con ejercicio hemos podido eliminar. Se realiza en los pacientes que presentan grasa localmente acumulada. Se puede realizar por diferentes métodos, ya sea liposucción convencional, tumescente, ultrasónica o laser, es el Cirujano Plástico quien decidirá el mejor método en cada caso.

En muchos casos la grasa extraída durante la liposucción se puede procesar y luego ser inyectada en las zonas necesarias como ser los glúteos para mejorar la proyección de los mismos y por ende el contorno corporal.

Dependiendo de la magnitud y la cantidad de las zonas a tratar esta cirugía se puede realizar con anestesia local sola, anestesia local y sedación o con anestesia general. En la mayoría de los casos se puede realizar de manera ambulatoria como necesitar una noche de internación.

El procedimiento suele tardar entre 2 y 3 hs. Se realiza a través de microincisiones en la piel donde queden disimuladas, por éstas se introducen cánulas finas por donde se extrae la grasa profunda para evitar imperfecciones en la piel. En el postoperatorio inmediato se puede evidenciar la salida de liquido a través de las incisiones el cual moja las curaciones.

Las pacientes ideales en las cuales se obtienen los mejores resultados para este procedimiento son pacientes con excelente calidad de la piel, siendo firme y elástica, pudiéndose adaptar a los cambios y la forma del cuerpo. En los casos de pieles con mayor flaccidez se puede requerir de pequeñas resecciones cutáneas para mejorar la tensión de la piel (minidermolipectomia).

Es muy importante conversar con el paciente con respecto a sus expectativas y los posibles resultados, de esta manera se llega a una tasa muy importante de satisfacción.

El paciente suele retomar sus actividades a los 7 días. Se debe usar durante 30 días una faja modeladora, se realiza ultrasonido y drenaje linfático manual de las zonas tratadas para minimizar el edema y posibles hematomas. Los resultados pueden comenzar a verse en el postquirúrgico inmediato, aunque los resultados definitivos se verán aproximadamente a los tres meses de la operación.

¡Solicitá una entrevista!

¿Cómo nos conociste?

Mensaje

Otros tratamientos quirúrgicos 

¡Hola! Soy Luli, la secretaria de la Dra. Vergani ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by