Lifting 2017-06-13T14:17:05+00:00

Descripción del tratamiento

El proceso de envejecimiento se produce en todas las estructuras de nuestro rostro, ya sea en el macizo facial con reabsorción ósea de determinadas áreas como orbitas, regiones paranasales y mentonianas; a nivel de los tejidos blandos hay descenso de las estructuras musculares y disminución de los procesos grasos con la consiguiente disminución de volumen a predominio de los pómulos y caída de tejidos llevando a la formación de surcos y falta de definición del ovalo facial; y a nivel cutáneo la formación de arrugas, estáticas como dinámicas, manchas solares y falta de hidratación en la piel viéndose la misma mas fina y quebradiza.

El Lifting Facial o Ritidoplastia es el procedimiento quirúrgico realizado para contrarrestar los efectos del envejecimiento aunque no va a detener el proceso del mismo ni le cambiara los rasgos faciales. Se encarga de reposicionar los tejidos blandos mejorando surcos, redefiniendo el ovalo facial, también de extraer el exceso de piel de cara y cuello y en casos necesarios revoluminizar las estructuras faciales y en otros se puede realizar una lipoaspiración de papada.

Los mejores candidatos son los pacientes que presentan flaccidez a nivel de la cara y el cuello, pero con una piel elástica y una estructura osea fuerte y bien definida. Esto se suele cumplir entre los 50 y 60 años de edad, aunque se pueden obtener excelentes resultados en personas con 80 años aproximadamente.

La cirugía tiene una duración aproximada de 4 hs, se realiza bajo anestesia general o sedación. Las incisiones se colocan en los lugares que se consideran menos visibles según las características de cada paciente. Se separa la piel del tejido muscular facial, se tensan los músculos faciales reposicionando los mismos y se extrae la piel sobrante. En el caso de ser necesario se lipoaspira la región submentoniana y se puede realizar un lipoinjerto graso en las zonas en donde falte volumen. También se puede acompañar de otras cirugías de rejuvenecimiento como una blefaroplastia, lifting de labios, etc. Se dejan drenajes al lecho quirúrgico y se realiza un vendaje.

Se puede retomar las actividades en aproximadamente 7 a 10 días, actividad física a los 30 días. Es importante recalcar que esta cirugía no impide que continué el proceso de envejecimiento, por ende puede requerir otro lifting en un lapso de 10 a 15 años. Pero también es cierto que los efectos de un lifting son muy duraderos, ya que dentro de varios años el rostro continuará teniendo un mejor aspecto que si nunca se hubiera operado.

¡Solicitá una entrevista!

¿Cómo nos conociste?

Mensaje

Otros tratamientos faciales

¡Hola! Soy Luli, la secretaria de la Dra. Vergani ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by